FC Cartagena 2-1 SD Eibar

Volvió el Fútbol Club Cartagena a su estadio después de tres semanas de exilio y volvió a ganar como no lo hacía desde que salió del Cartagonova. La afición albinegra demostró una vez más que gana partidos perdonando primero el grave error de Aarón Escandell que costó el tanto en contra y llevando después en volandas a los suyos ante uno de los mejores equipos de la categoría. Recupera sensaciones el Cartagena con un triunfo de peso, olvida los dos últimos encuentros y recupera también los puestos de promoción de ascenso con tres puntos vitales ante lo que se ha convertido en un rival directo.

Demostró resiliencia el FC Cartagena tras un mal arranque que llenó de dudas a todos los presentes. No funcionaba nada en el conjunto cartagenero y, aún así, tuvo la personalidad para no venirse abajo y darle la vuelta al resultado con unos cuantos ajustes y un cambio de actitud. Escandell estuvo mal en la salida de balón que provocó el primer gol, pero no se lamentó y se recuperó como lo hizo el resto del equipo. De Blasis se echó al equipo a la espalda y Borja Valle cambió la cara de los albinegros al comienzo de la segunda mitad. Un penalti provocado por el de Ponferrada puso el empate con una magnífica definición de Sadiku y Ortuño, que entró de refresco, culminó la remontada de cabeza para hacer enloquecer a todo el estadio.

El Cartagena salió al partido de manera irreconocible. No tuvo la actitud ni la concentración necesarias para hacer frente a un Eibar que pronto demostró sus intenciones. No había llegado el quinto minuto de juego cuando Yanis Rahmani avisó con un tiro cruzado tras recibir en la izquierda y pisar el vértice del área grande, pero Escandell respondió con una mano firme para despejar un balón que se colaba.

Intentó el Cartagena presionar la salida de balón del contrario, pero tampoco estuvo bien colocado y el Eibar superó las líneas albinegras con facilidad para merodear el área de Escandell. Penalizó de la peor manera el Eibar los momentos de zozobra del FC Cartagena con el primer gol del partido. Dudó en la salida de balón Kiko Olivas y se la cedió a su portero con poco margen sobre la fuerte presión de Blanco Leschuk. Aarón erró en el control y el delantero le rebañó la pelota a la misma vez que la cedió para Yanis Rahmani, que seguía de cerca la jugada. El franco argelino solo la tuvo que empujar en el área pequeña para poner el 0 a 1 y aumentar la incredulidad de la parroquia albinegra tras el dubitativo inicio de los suyos.

Los cartageneros intentaron reponerse a través de la posesión del balón y la aparición de Pablo De Blasis fue clave para su equipo. Los albinegros, muy espesos con balón, mejoraron a través del ‘ocho’ y se acercaron a la portería de Luca Zidane. Calero tuvo un disparo desde la frontal que se marchó fuera por poco y Sadiku encontró un balón suelto en el área azulgrana franco para hacer el empate, pero se topó con la buena salida del meta, que bloqueó su tiro en una de las más claras del Cartagena en los primeros cuarenta y cinco minutos.

A la media hora comenzó a funcionar la presión alta del cuadro cartagenerista y un robo de Calero terminó en una buena opción de cabeza para De Blasis que se fue cerca del primer palo. Con el balón parado, también a cargo del argentino, rozó el Cartagena el gol con dos remates de Datkovic al palo y a las manos de Zidane. Al borde del descanso la volvió a tener Sadiku aprovechando un defectuoso pase atrás de la zaga eibarresa, pero estuvo atento Rober Correa para desbaratar la ocasión cuando ya se medían en el mano a mano delantero y portero.

Llegó el partido al descanso y Luis Carrión introdujo cambios para tratar de reconducir el rumbo de un partido que se le escapaba. Borja Valle saltó al césped por Datkovic y cambió la posición con Jairo, que descendió a la línea defensiva. Así varió el técnico albinegro la disposición de su equipo y nada más reanudarse el encuentro se notó a un Cartagena mejor plantado en el campo. La mejor actitud y una presión efectiva ayudaron a cambiar las sensaciones que dio el cuadro local en la primera mitad.

Sobre la hora de juego revisó el colegiado Galech Apezteguia un posible penalti a favor del Cartagena por mano de Tejero en el área, pero la leve acción sumada a la poca trascendencia del toque, llevaron al árbitro a no decretar la pena máxima. Como si un capricho del destino se tratase, a los pocos minutos de la primera revisión llegó una segunda que sí terminó con el balón en los once metros: Borja Valle remató fuera un peligrosísimo centro de Pablo De Blasis, pero en la acción, Luca Zidane golpeó al delantero con ambos puños en la cabeza en un intento por despejar. Armando Sadiku fue el encargado de poner el 1 a 1 con una ejecución perfecta del penalti a la cepa del poste izquierdo.

La Sociedad Deportiva Eibar pareció responder al tanto en contra con buenos minutos de juego y gracias a la salida de Stoichkov y Rios Reina desde el banquillo, pero se diluyó el efecto y ambos conjuntos firmaron un pacto de no agresión durante un buen rato en el que entraron Sadiku y Jansson para dar salida al cuadro cartagenero sin éxito. Sin embargo, en la prolongación rompió el Cartagena lo acordado y no se conformó con el empate logrando el tanto de la victoria en el minuto 95. Calero inició una transición por la izquierda y encontró a Jairo en tres cuartos para ponerle el balón en carrera. El tinerfeño llegó hasta línea de fondo y puso un caramelo a Ortuño, que se relamía dentro del área. El ariete le imprimió fuerza y superó a Luca Zidane por alto para besar la parte baja del larguero y entrar acariciando la red lateral en su descenso.

Sin tiempo para más el colegiado decretó el final del partido y el Cartagena se hizo con tres puntos vitales en la lucha por la promoción de ascenso. Vuelven los albinegros a la quinta posición desde el séptimo puesto a falta de finalizar la jornada. Rompe con el triunfo el equipo del Cartagonova las malas sensaciones de los últimos dos partidos y vuelve a la senda de la victoria.

Carrión: «Tengo dos delanteros centros de la hostia»
Tras el pitido final del encuentro entre el Fútbol Club Cartagena y la SD Eibar, Luis Carrión atendió a los medios de comunicación que le esperaban en la sala de prensa del Municipal Cartagonova. El catalán analizó el partido y dio su versión de los hechos, mostrando su alegría tras el importante triunfo. «El equipo ha competido muy bien a partir de su gol y sobre todo en la segunda mitad. Hemos sabido defender después de empatar y al final hemos llegado bien al área y hemos ganado el partido en una buena acción», afirmó.

Tuvo un momento Carrión para analizar la victoria desde el valor al contrario. «Es un triunfo importante porque el Eibar me parece un muy buen equipo. Saben lo que hacen y son difíciles, más cuando se ponen por delante porque trabajan bien y son solidarios. Hemos sido capaces de remontar pasando por momentos difíciles y estoy muy contento», reiteró Carrión. 

El de Barcelona agradeció a su manera el trabajo de sus dos delanteros centros, que vienen alternando titularidades y goles y que ayer marcaron ambos. «Tengo dos delanteros de la hostia, buenísimos. Muchas veces, la gente no sabe valorarlos, pero son muy buenos y van a terminar la liga con muchos goles. Ya no sé a quién poner, porque los dos están bien», aseguró.

Carrión le quitó hierro al error de Aarón Escandell que propició el tanto eibarrés y reafirmó la forma de jugar del equipo, que no abandonará a pesar de los fallos. «El error es por nuestro modelo de juego y seguramente cometamos más. Es nuestra forma de jugar y me voy orgulloso de haber seguido queriendo el balón a pesar del error porque eso ha hecho que el rival se alargase y tuviesemos espacio», manifestó.

El preparador del Cartagena explicó sus cambios en el once con la entrada de Sangalli y cómo varió el esquema en la segunda mitad. «Quería que Sangalli estuviera por dentro para encontrar espacios, pero no hemos sido capaces de circular hacia la derecha y no hemos tenido ventaja ahí. La salida de Borja ha hecho que ellos corrigieran esa zona, generando espacios en otros lados. Hemos corregido bien lo que teníamos que corregir para ganar», zanjó.

Por último, el catalán agradeció el apoyo de la afición cartagenerista después de tres semanas lejos del Cartagonova. «El ambiente del estadio ha sido muy bueno. Ha habido momentos de dudas al principio porque no estábamos bien, pero todo el mundo ha estado con el equipo y nos ha ayudado a ganarlo, sin duda», concluyó el entrenador del Fútbol Club Cartagena.

La Opinión

CD Mirandés 2-1 FC Cartagena

Derrota dolorosa del FC Cartagena en Anduva en fondo y forma. No consigue el cuadro de Luis Carrión aprovechar los resultados favorables de la zona alta de la tabla después de un mal partido en Miranda de Ebro en el que no le salió nada bien a los albinegros. Los locales dominaron durante toda la primera parte y, cuando mejoró el equipo cartagenero en la segunda, González Francés y el VAR acabaron con sus esperanzas con un penalti inverosimil al comienzo de la segunda mitad. Una desafortunada acción en el área puso el segundo gol a falta de veinte minutos y el tanto de Sadiku en el 94 no fue suficiente para sacar algo positivo de Anduva.

El cuadro rojillo se mostró más cómodo sobre el campo y Óscar Gelabert, muy activo, hizo daño entre la defensa y el centro del campo albinegro. A los cinco minutos tuvo el Mirandés su primera ocasión de gol en una demostración de lo que iba a hacer durante toda la primera mitad: salió muy bien desde su campo, encontró a Gelabert cerca del área y el extremo condujo recortando defensores hasta pisar área y sacar un disparo al palo largo que se marchó fuera por muy poco.

Ante la permisividad de la zaga albinegra se creció el cuadro local y lo intentó por la banda izquierda con una gran conducción en carrera de Pinchi y un centro que no obtuvo remate. En la segunda jugada volvió a probar Gelabert el disparo desde el costado contrario, pero se le marchó alto. No consiguió el Cartagena conectar pases para crecer en la posesión y se tuvo que resignar el equipo de Luis Carrión a defender las acometidas rivales juntando sus líneas atrás.

Logró salir entonces el Cartagena con jugadas puntuales volcando el juego en la banda izquierda con Jairo y un centro suyo tuvo que ser palmeado por Alfonso Herrero con problemas en el primer acercamiento albinegro, no obstante, el Mirandés buscó los espacios a la contra y en una buena combinación cerca del área Oriol Rey buscó el penalti dejándose caer, pero se llevó la tarjeta amarilla por parte de González Francés.

Una peligrosa pérdida de Kiko Olivas en defensa permitió un tiro desviado de Roberto López desde lejos y, pasada la media hora de juego, Gelabert volvió a encontrar espacio para correr y disparar desde la frontal, muy flojo a las manos de Escandell. Las sensaciones del Cartagena no eran nada buenas, sin embargo, cerca del descanso mejoró el cuadro albinegro a merced del balón parado. Aún así, no generó el equipo cartagenero el peligro necesario para conseguir el gol y el colegiado señaló el camino a vestuarios con el 0 a 0 inicial.

En la reanudación dio un paso adelante el equipo de Carrión, que salió con la intención de cambiar la sensación y el resultado, sin embargo, en una acción común del juego, y cuando el partido se encontraba igualado, el árbitro tomó una decisión inverosímil asistido por el VAR para decidir gran parte del resultado final: defendió bien la zaga albinegra un centro al área y Jairo inició el contragolpe despejando la segunda jugada con la mala suerte de pisar a un rival en carrera. La jugada continuó y, tras detener el Mirandés el ataque, el VAR avisó a González Francés para que viera la acción. Incomprensiblemente, el árbitro expulsó en primera instancia a Jairo y después le retiró la tarjeta para señalar pena máxima y sancionar al jugador con amarilla. Aprovechó Oriol Rey la oportunidad engañando a Escandell y dejó muy tocado a los cartageneros con el 1 a 0.

De manera obligada mejoró el Cartagena buscando el empate y Jairo llevó casi todo el peso del ataque. A balón parado volvió a encontrar un pequeño resquicio el equipo del Cartagonova, pero el poco ritmo llevó a Carrión a introducir cambios. Tejera entró por Musto y Franchu por Borja Valle, sin embargo, encontró el Mirandés el segundo tanto a los dos minutos: un centro de falta lejano de Gelabert rebotó dos veces entre Barbu y Raúl Navas y quedó muerto al primero, que metió la bota ante la indecisión de la defensa cartagenera para ponerla ajustada al palo y hacer el 2 a 0. 

Sangalli entró por Mikel Rico y Sadiku por Datkovic para aumentar el ataque a la desesperada y cambiaron los minutos finales del partido. Franchu amenazó a Herrero en un mano a mano y después generó una buena ocasión para Ortuño que el yeclano envió por encima del larguero. Tejera también se probó desde lejos con un disparo que se encaminaba al gol, pero Navas sacó la pelota con la pierna ya en el descuento. En el 93 encontró el Cartagena el tanto que recortaba distancias, obra de Sadiku, que acompañó con el interior de su bota un gran centro a media altura de Franchu desde la izquierda, sin embargo, le faltó tiempo al Cartagena para lograr el empate: de nuevo Franchu la turo al minuto siguiente con un recorte en el área y un disparo que Herrero repelió con una gran estirada.

Finalmente el conjunto albinegro cayó derrotado en Anduva frente al Mirandés y no pudo aprovechar los resultados favorables en la parte alta de la clasificación. Sale de puestos de promoción el Cartagena y el Mirandés se acerca a la salvación tras el partido de la decimosexta jornada en Miranda de Ebro.

La Opinión

CD Alfaro 0-1 FC Cartagena

Repetía en La Rioja el Fútbol Club Cartagena su inicio de participación en la Copa de S. M. El Rey al igual que el año pasado y la historia terminó de igual manera, aunque no transcurrió de la misma forma. Se le complicó mucho el encuentro contra el Alfaro al cuadro albinegro hasta el punto de tener que tirar Luis Carrión de sus mejores hombres en el banquillo para solucionar la papeleta. Se atragantó el césped de La Molineta, el frío rebajó el ímpetu de los jugadores y las sólidas líneas del cuadro local no dejaron paso a la calidad del Cartagena hasta que en el minuto 82 se asociaron Borja Valle y Ortuño para clasificar a su equipo. Ambos saliendo desde el banquillo en la segunda mitad resolvieron el partido y dejaron en susto la complicada mañana vivida por los cartageneristas en tierras riojanas.

El encuentro copero comenzó frío. Los locales, con su equipo de gala, juntaron mucho las líneas en su campo y el Cartagena reclamó desde muy pronto la posesión del balón. No obstante, la tenencia de la pelota no le sirvió de mucho al cuadro cartagenero ya que, durante gran parte de la primera mitad, fue incapaz de acercarse al área contraria y le costó combinar cerca del área rival, aunque, de igual forma tampoco pasó apuros en defensa.

Igualó las sensaciones el Alfaro con un acercamiento y una caída de Kevin dentro del área, pero el colegiado Ávalos Barrera no estimó nada punible. Al margen de la intentona local, el Cartagena mejoró pasados los primeros veinte minutos y volcó su juego sobre la banda izquierda, conformada por Farru y Sanghyeok Lee, logrando sobrepasar intermitentemente las líneas defensivas y consiguiendo varios saques de esquina, con los que no logró el Cartagena rematar a portería.

Se defendió bien el equipo dirigido por Israel Villarreal en las inmediaciones de su área e incluso intentó salir a la contra con balones largos a sus delanteros, pero la superioridad numérica del Cartagena en acciones defensivas solventó cualquier ataque. En los últimos diez minutos de la primera mitad apretó un poco el acelerador el Cartagena y una llegada de Julián Delmás con centro al área supuso la primera opción de peligro del equipo, aunque Pinillos respondió con un buen despeje.

En los últimos instantes de la primera mitad, Neskes tuvo en sus botas el gol con el primer disparo a portería, de falta directa, aunque Pinillos detuvo el balón con una gran intervención. Con otro centro de Delmás a las manos del portero terminó la primera mitad y la segunda llegó con un cambio que sería, a la postre, decisivo para el Cartagena: Alfredo Ortuño sustituyó a Armando Sadiku tras una mala primera parte, sin embargo, quien comenzó mejor el segundo acto fue el Alfaro, con varias llegadas por banda izquierda.

No inquietó demasiado a Marc Martínez el equipo riojano y, diez minutos después de la reanudación, Luis Carrión volvió a mover el banquillo buscando la victoria. Borja Valle e Isak Jansson entraron sustituyendo a Sanghyeok Lee y Jaime Romero y pronto comenzaron a mejorar al equipo. La primera jugada entre los dos hombres de refresco terminó con un peligroso disparo de Valle que se marchó rozando el palo y, diez minutos después, el de Ponferrada tuvo el primero con una internada escorada en el área y un disparo al palo corto que tapó muy bien el meta local. 

Cuando mejor estaba el Cartagena, el Alfaro perdió el miedo y estiró el equipo tratando de acercarse con peligro a la portería de Marc y Albin lo intentó de chilena, pero su disparo se marchó muy lejos. No tuvo premio el atrevimiento del conjunto alfareño y sí condena, ya que, a falta de solo diez minutos, el Cartagena aprovechó los espacios y tiró de calidad para lograr el tanto que le dio la clasificación. De nuevo Borja Valle llevó el peligro, condujo por el centro y encontró a Ortuño con un pase al hueco dentro del área. El delantero yeclano controló y disparó al palo corto sobre la salida del meta para hacer el 0 a 1 y dar el pase a su equipo.

No terminó ahí el partido, ya que el equipo blanco lo intentó hasta el final. Diego Lacruz chutó desde lejos para poner a prueba a Marc Martínez y ya dentro de los tres minutos de descuento el cuadro de Israel Villarreal pisó el área del Cartagena con peligro, aunque no logró una ocasión clara hasta el final del partido. Finalmente, el FC Cartagena consigue la clasificación para la segunda ronda de Copa del Rey gracias al solitario tanto de Ortuño y se prepara ya para el siguiente partido en liga, el próximo lunes en Anduva.

Luis Carrión: «Le doy mucho mérito al rival porque nos ha presionado bien»
El entrenador del FC Cartagena, Luis Carrión, compareció ante los medios tras el pitido final en La Molineta y analizó el encuentro que le da a su equipo el pase para la siguiente ronda de la Copa del Rey. «Hemos sufrido. Ellos han jugado muy bien y han cerrado los espacios por dentro, lo que nosotros mejor hacemos. Nos ha costado, pero hemos conseguido pasar y ya estamos pensando en el sorteo para ver quien nos toca», afirmó.

El de Barcelona puso en valor la acción del gol y mostró su felicidad por Alfredo. «El partido estaba complicado y una buena acción de Borja con el desmarque de Ortuño lo han solucionado. Me alegro porque haya marcado», aseguró.

En cuanto a la alineación elegida para el partido, Carrión explicó que era «el once más adecuado para ganar», aunque admitió que «algunos jugadores estuvieron mejor y otros peor». Por último, el técnico puso el foco en el trabajo del contrario. «Le doy mucho mérito al rival, porque nos ha presionado muy bien cambiando cosas de su juego. Han trabajado el partido y no hemos estado muy lúcidos hasta que se ha abierto el partido», concluyó.

La Opinión

CD Lugo 1-1 FC Cartagena

El FC Cartagena no consigue pasar del empate en el Anxo Carro frente al Lugo a pesar de comenzar por delante en el marcador gracias al tanto de Ortuño de penalti. Chris Ramos puso las tablas con un fuerte remate de cabeza y el cuadro albinegro no supo generar lo necesario para llevarse los tres puntos en la segunda mitad. No pudo aprovechar el Cartagena la superioridad numérica durante 15 minutos que le ofreció la roja directa de Alberto Rodriguez, que lesionó a Jairo, y la expulsión de Alcalá en el descuento deja al equipo de la ciudad trimilenaria con la defensa tocada para la siguiente jornada, tras el parón por la Copa del Rey.

La lluvia de Lugo enfrió al FC Cartagena en el inicio del partido y los locales aprovecharon para llegar a la portería defendida por Aarón Escandell. Solo tardó dos minutos Zé Ricardo en probar al guardameta albinegro después de una internada por la izquierda y un fuerte golpeo al palo corto, pero el valenciano respondió bien repeliendo el cuero. Despertó el cuadro de Luis Carrión hacia el minuto 10 y tanto Jairo como Calero dieron salida al equipo. Tras el primer córner a favor del Cartagena, Ortuño tuvo el primer disparo albinegro voleando un balón suelto que se fue alejado de la meta.

Con un balón largo de Alcalá llegó la primera jugada clave del encuentro: Ortuño bajó la pelota en la frontal, se giró hacia portería y cuando ya pisaba área, Neyder Lozano le hizo una torpe falta que fue señalada como penalti por el colegiado Andrés Fuentes Molina. El delantero yeclano no dudó y le pegó fuerte a la izquierda para superar a Óscar Whalley y poner el 0 a 1 a los 15 minutos de partido.

El gol reactivó a los locales, que se sintieron obligados a responder y así lo hicieron. Cogió el balón el equipo de Hernán Pérez y comenzó a centrar buscando a su delantero. Parecía no funcionar su idea, hasta que una desafortunada jugada se convirtió en el tanto del empate. Mikel Rico despejó una pelota suelta con la mala suerte que golpeó a Ortuño y quedó perfecta para Cuellar en banda izquierda. Tuvo tiempo el extremo para pensar y centrar con precisión a un Chris Ramos que atacó el balón de cabeza entre centrales y le imprimió fuerza para mandarlo al palo largo, imposible para Aarón después del rápido bote sobre mojado.

Continuó mejor el cuadro albivermello y Cuellar tuvo una clara ocasión para poner por delante a su equipo. El enésimo balón aéreo puso en problemas a la zaga albinegra y Carbó la bajó en la frontal para ponerla en ventaja a Cuellar dentro del área. Disparó cruzado el boliviano y la pelota salió rozando el palo largo. En una salida rápida tuvo el Cartagena una ocasión similar cambiando el juego hacia Jairo, que disparó con fuerza encontrando la buena parada de Whalley. Pudo cambiar el partido el Cartagena en una buena jugada de Ortuño, que se plantó solo ante el portero después de la pared con De Blasis al borde del área, pero se equivocó en la definición con su pierna mala y la envió al lateral de la red cuando Franchu esperaba el balón en boca de gol.

Con empate terminó la primera mitad y, en la reanudación, Calero amenazó con un disparo lejano que se marchó cerca de la escuadra, sin embargo, no pudo generar peligro de manera constante el equipo cartagenero. No fue hasta la hora de juego cuando, de nuevo Ortuño, se acercó al gol con un remate de cabeza perfecto que Whalley detuvo con un paradón. Con otro disparo de Calero a las manos del portero terminaron las opciones en ataque del Cartagena, que no aprovechó tampoco la superioridad numérica ofrecida por la expulsión de Alberto Rodríguez en el 75.

Jansson salió por el lesionado Jairo, a consecuencia del entradón que terminó con Alberto expulsado, y Sadiku entró por Mikel Rico, pero no pudieron cambiar el sino del partido más allá de algunos acercamientos a portería infructuosos. Lo intentó hasta el final el Cartagena, pero solo sacó conclusiones negativas de la segunda mitad, ya que, además de la lesión de Jairo, Alcalá fue expulsado por roja directa en el descuento. FInalmente el encuentro terminó con empate y el Cartagena saca un punto del Anxo Carro tras noventa minutos muy complicados antes del parón por la Copa del Rey.

La Opinión

FC Cartagena 2-1 Málaga CF

Fútbol Club Cartagena y Málaga prometían un partido de alto nivel y no defraudaron sobre el césped. La mala situación clasificatoria de los andaluces acompañada del regreso de Rubén Castro al Cartagonova añadió picante a un encuentro que no necesitaba de alicientes y el templo albinegro guio a los suyos sin la ayuda de la ‘Curva’ hacia una victoria fundamental en la consecución de su objetivo de salvación y también de la lucha por el play off. La igualdad fue la tónica dominante del tramo inicial de partido, pero la expulsión de Esteban Burgos decantó totalmente la balanza para los locales, que se mostraron ansiosos antes de lograr el primer tanto, de Alfredo Ortuño, y tras el empate de los blanquiazules. No obstante, acertó de pleno Luis Carrión en su lectura del partido y brilló Pablo De Blasis para conseguir tres puntos de oro gracias al tanto de Jansson.

El encuentro entre cartageneros y malagueños comenzó con mucha intensidad e igualdad sobre el césped. Los visitantes quisieron la pelota en los primeros instantes, pero el Cartagena se impuso y le mostró al Málaga su intención de acaparar la pelota con largas posesiones a lo ancho del campo. No obstante, no consiguió conectar con los hombres de arriba y no se vieron llegadas en los primeros diez minutos de partido. Fue Tejera el que abrió las hostilidades con el primer disparo desde lejos y respondió el cuadro blanquiazul con varios centros peligrosos al área que no encontraron remate.

Continuó mejor el equipo de Pepe Mel cerca del cuarto de hora y Escandell tuvo que salvar un balón en la línea tras el centro de Luis Muñoz desde línea de fondo y el remate en el balcón del área pequeña de Rubén Castro. Le salió centrado el frentazo al canario y Aarón respondió con reflejos en la más peligrosa del Málaga en la primera mitad. Le estaba funcionando a los malaguistas el juego exterior y Chavarría apuró línea de fondo de nuevo para centrar con peligro un balón que terminó sacando Pablo Vázquez bien situado, sin embargo, las tornas del partido cambiaron drásticamente en una acción sin aparente peligro.

Sadiku peleó un balón a la desesperada en zona de ataque y Javi Jiménez jugó hacia Esteban Burgos sin precisión proporcionando una asistencia de lujo a Pablo De Blasis, que seguía la presión desde cerca. El argentino le ganó la posición a Burgos y el central no tuvo más opción que agarrarlo antes de que se plantara solo ante Rubén Yáñez. La jugada no dio lugar a dudas: tarjeta roja para el defensor y una peligrosa falta en la frontal del área que Tejera no pudo aprovechar. Tenía 70 minutos por delante el Cartagena con un hombre más y pronto comenzó el asedio albinegro sobre el área blanquiazul.

Jairo desbordó con velocidad por la izquierda en varias ocasiones buscando los remates de sus compañeros. Uno de ellos lo tuvo que salvar Juande cuando Sadiku ya se relamía en el área pequeña y otro lo sacó Yáñez con dificultades. Por la otra banda, el bombardeo corrió a cargo de Calero, que sirvió un centro templado para la chilena sin éxito de Sadiku y que probó suerte recortando hacia el centro y disparando con potencia para ver cómo el balón salía rozando el palo largo. 

Franchu, en su primera titularidad del curso, aportó mucha chispa y generó peligro con un disparo tocado por un defensor que obligó al guardameta a intervenir, pero el Málaga supo contemporizar el partido para detener la insistencia albinegra en los últimos diez minutos de la primera mitad. Sin poder aprovechar el Cartagena la superioridad numérica se marchó el partido al descanso, pero no tardó el equipo de la ciudad trimilenaria en abrir la lata en la reanudación.

Leyó Luis Carrión el momento del partido a la perfección y dio entrada a Alfredo Ortuño tras el descanso retirando del campo a Pedro Alcalá, con más dificultades con espacio a su espalda y añadiendo un hombre al ataque. Su intervención cambió el partido, ya que solo necesitó Ortuño cinco minutos para marcar el 1-0. Pablo De Blasis recibió en el vértice izquierdo del área grande, se giró y puso un caramelo a la línea del área pequeña, donde entró el delantero yeclano en plancha para provocar el error de Yáñez y adelantar a los suyos nada más entrar.

Los cartageneristas continuaron buscando el segundo y el propio De Blasis lo tuvo en sus botas después de recortar por toda la frontal del área y disparar con mucha fuerza, pero Yáñez realizó la parada de la jornada para evitarlo. Gracias a ello encontró el Málaga el gol del empate de forma muy desafortunada para el Cartagena: la presión de Cristian provocó el error de Jairo en la salida, Luis Muñoz internó al área y su centro despejado cayó de nuevo a Cristian, sin marca en el punto de penalti, para su disparo franco, que entró tras tocar en un defensor para convertirse en el 1 a 1.

El nerviosismo se apoderó entonces de los albinegros, que no encontraron el hueco en la defensa rival. Entraron Sangalli y Jaime Romero por Tejera y Franchu, pero no tuvieron demasiado impacto en el juego de su equipo. El que sí tuvo el mayor impacto posible fue Isak Jansson, que ingresó en el 76 y marcó el tanto de la victoria en el 77: el ‘chiquito’ recibió en el centro y picó la pelota en la frontal del área grande para que el sueco la parase con un pie y la golpease con el otro encontrando el hueco en la escuadra izquierda de la portería de Yáñez y logrando el 2 a 1 final.

No hubo tiempo para más a pesar de los seis minutos de añadido y el cuadro cartagenero se hizo con los tres puntos. Se coloca con 24 unidades, a solo dos del ascenso directo y en quinta posición a la espera de que finalice la jornada.

El preparador del FC Cartagena, Luis Carrión, compareció ante los medios de comunicación en la sala de prensa del Municipal Cartagonova para explicar sus sensaciones del partido al término de los noventa minutos. El de Barcelona explicó las claves del encuentro y las dificultades de su equipo. "El partido se ha puesto difícil porque teníamos dominio, pero nos ha costado encontrar el gol. Cuando lo hemos conseguido hemos tenido diez minutos muy buenos para finalizar el partido, pero con el empate nos ha entrado el nerviosismo. Gracias a Dios hemos estado bien en esa acción para marcar el segundo", afirmó.

Consciente de la condición de favorito para llevarse el partido tras quedar con un jugador más, Carrión valora el trabajo de su rival. "La expulsión cambia el partido. Estaban bien plantados y nos estaba costando. Cambia todo, como a nosotros en Las Palmas, y hemos sabido aprovecharlo", aseguró. 

El error de Jairo en el gol del empate pudo costar dos puntos, pero Carrión pone el foco en la actitud de los jugadores tras recibir el gol. "No me ha gustado que hayamos estado con la cabeza agachada después de recibir el gol. Cometemos un error que cuesta un gol, pero tenemos que seguir. No voy a crucificar a nadie por un error", aclaró.

Por último, Luis dedicó unas palabras a la ‘Curva Vickers’ después de su huelga de animación en la grada. "Entiendo la queja de la ‘Curva’ y les esperamos porque les necesitamos. Seguramente, con ellos habría habido un mejor ambiente, pero sé lo que reivindican y estoy a su lado", concluyó.

La Opinión

FC Cartagena 0-0 Granada CF

Empate a cero entre FC Cartagena y Granada CF en el Cartagonova en un partido de alternativas y ocasiones en el que destacó el desacierto de las delanteras. Dominó el primer tramo de partido el Cartagena, pero Raúl salvó a los suyos. El granada se hizo con el control en el tramo final de la primera parte y durante casi toda la segunda, pero estuvo mal de cara a portería y Uzuni, Puertas y Callejón fallaron ocasiones muy claras para llevarse el partido. En el descuento, Ortuño tuvo dos claras oportunidades para decantar la balanza, pero estrelló un cabezazo en el palo y un mano a mano en el portero visitante. Las tablas dejan a los dos equipos con 21 puntos en quinta y sexta posición a falta de los choques de Albacete y Levante, que pueden sobrepasar a ambos. 

El partido entre cartageneros y nazaríes comenzó con un ritmo endiablado que favoreció a los locales, mucho más activos y verticales, casi logran ponerse por delante hasta en tres ocasiones en los primeros diez minutos. La primera acción del encuentro llegó cuando habían transcurrido pocos segundos en el cronómetro en un saque de esquina de Pablo De Blasis que Alcalá remató completamente solo al borde del área pequeña. La picó con potencia el de Mazarrón, pero estuvo bien Raúl para sacar la pelota con una estirada abajo.

No se había cumplido el quinto minuto cuando, de nuevo De Blasis tiró de su calidad para encontrar con un pase interior a Sadiku y plantarlo solo delante del guardameta rival. Sin embargo, salió muy lejos de la portería Raúl para obligar al ariete a recortarlo con un autopase demasiado largo que terminó escorándose a la derecha de la portería. Para cuando llegó de nuevo al balón, la defensa había replegado y su disparo lanzándose en plancha se marchó fuera. Tras varios minutos de dominio cartagenero a través de la posesión del balón, fue nuevamente el argentino el que encontró a Isak Jansson desmarcado en la izquierda y realizó un cambio de juego al interior del área para permitir una nueva ocasión del Cartagena: el sueco remató a portería con un tiro raso, pero Raúl la salvó con los pies.

Aprovechó el Granada el enfriamiento del Cartagena y tuvo cuatro ocasiones seguidas. Callejón puso un centro bombeado a Uzuni dentro del área que el albanés remató con el exterior del pie para enviarla por encima del travesaño solo ante Escandell. En la siguiente, Bodiger remató mordido desde la frontal fácil para Aarón. Antonio Puertas se quedó solo en el área pequeña tras un rebote, pero no pudo darle dirección a portería con un tiro muy mordido que se fue fuera y, a diez minutos para el descanso fue de nuevo Puertas el que remató sin éxito.

Se marcharon los jugadores a vestuarios y, a la vuelta, el Granada salió más enchufado. En la primera ocasión tuvo el susto del partido el Cartagena después de que Hernández Maeso señalase penalti a favor de los rojiblancos: encontró el hueco Callejón y se la puso a Puertas, que apuró línea de fondo antes de ponerla atrás para Uzuni, Calero salvó a los suyos, pero en el rebote Callejón volvió a disparar golpeando el balón contra Mikel Rico, una acción que el colegiado entendió como pena máxima. Sin embargo, tras la revisión en el VAR, Maeso corrigió su decisión percatándose de su error.

A partir de entonces se sucedieron las ocasiones del Granada y el cuadro local se fue salvando de todas ellas. Una jugada calcada a la del penalti anulado convirtió a Puertas de nuevo en asistente de Uzuni, pero el delantero no encontró portería tras rematar solo en el primer palo. Se invirtieron los papelesen el ataque granadinista y, en la siguiente acción, Uzuni fue el que recibió escorado y colocó un peligrosísimo balón a Puertas, que no remató por milímetros en el segundo palo.

En el tramo final del partido apretó el Granada y generó muchos problemas en transición hasta tener la más clara del partido, incomprensiblemente desperdiciada por José Callejón: Ricard se fue por velocidad de Jairo y puso un centro perfecto al exjugador del Real Madrid, solo en boca de gol. Sin embargo, el bote del balón se quedó atrás y el extremo acompañó la pelota con el empeine para mandarla por encima del larguero sin oposición. Cuando el partido moría en una larga prolongación de siete minutos por una atención a Victor Díaz, fue el Cartagena el que perdonó a su rival con un remate de Ortuño al palo tras un córner al segundo palo.

Iba a tener una más el conjunto albinegro con un pelotazo de Escandell que se convirtió en asistencia de lujo para Alfredo. Se quedó solo el yeclano en carrera, pero definió nada más pisar área y se topó con Raúl, que frustró la última ocasión y certificó un empate con ocasiones, pero carente de goles que reparte un punto para cada equipo y les deja en quinta y sexta posición, una por debajo de como comenzaron la jornada

La Opiníon

UD Las Palmas 1-0 FC Cartagena

Cruel derrota la sufrida por el FC Cartagena en el Estadio de Gran Canaria contra la UD Las Palmas. El equipo de Luis Carrión fue dominado por su rival en la primera parte y la expulsión por doble tarjeta amarilla de Pablo Vázquez al borde del descanso condicionó el resto del partido. A pesar de la inferioridad numérica, los albinegros aguantaron el asedio rival para mantener el empate a 0 hasta el minuto 92, cuando los canarios encontraron el camino al gol gracias a una gran jugada en el interior del área finalizada por Jonathan Viera. El partido deja en quinta posición al Cartagena y supone la cuarta derrota de la temporada para el conjunto cartagenerista.

Los locales comenzaron el partido con una actitud muy ofensiva y una presión alta que pronto creó problemas al Cartagena. El cuadro cartagenero intentó crear desde atrás, pero la salida de balón se complicó por el buen posicionamiento del rival. Las Palmas recuperaba el balón muy adelantado volcando su juego sobre la banda derecha con Pejiño y un centro suyo se paseó por el interior del área hasta encontrar a Sergi Cardona, que intentó el disparo, pero fue taponado por Alcalá, bien posicionado durante todo el primer tiempo.

El Cartagena cambió de plan ante la asfixiante presión y Aarón envió balones largos estirando al equipo. No obstante, tampoco así consiguió acercarse al área contraria con balón y el equipo canario volvió a la carga. Loiodice chutó nuevamente desde la frontal, esta vez muy desviado, y Escandell detuvo un disparo sin peligro pasados los primeros veinte minutos de juego. Se impuso aún más Las Palmas en el último cuarto de hora de la primera parte. Escandell salvó a los suyos tapando bien su palo ante un fuerte disparo de Sergi Cardona y Alcalá volvió a bloquear un peligroso tiro dentro del área de Viera, que se marchó bien de dos defensores, pero aún se complicó más el partido para el Cartagena con la inesperada expulsión de Pablo Vázquez.

El central no estaba teniendo un partido cómodo y vio la primera tarjeta después de trabar con su brazo una conducción peligrosa de Sandro en el balcón del área grande. En una torpe acción defensiva, el zaguero salió de su posición para tratar de adelantarse a una pared del ataque rival, pero pisó a Jonathan Viera tras el regate del canario y vió la segunda cartulina acompañada de la roja en el minuto 43. Con un hombre menos fue completamente incapaz el Cartagena de avanzar a campo contrario hasta el descanso y tampoco en la reanudación, que comenzó de la misma forma que habían terminado los primeros cuarenta y cinco minutos.

Comenzaron entonces tres cuartos de hora de total control canario y un asedio en momentos concretos que supo soportar muy bien el cuadro de la ciudad trimilenaria parapetándose en la línea de su área grande. Loiodice, Jonathan Viera y Pejiño llevaron el peligro 'pío-pío' y Escandell empezó a aparecer con buenas intervenciones. Detuvo un tiro ajustado al palo corto de Loiodice y otro a Viera tras una pared dentro del área.

El control del partido era total en clave amarilla, pero la defensa cartagenera no estaba permitiendo claras opciones de gol. Apareció el cansancio en ambos equipos y llegaron los cambios, Jansson entró por Valle y Ortuño por Sadiku, pero su aportación fue casi nula. En los locales, Vitolo y Marvin Park dieron aire fresco a un ataque que se veía incapaz. Viera probó de nuevo la estirada de Escandell desde el semicirculo, pero el portero frustró su disparo.

Entró el partido en los últimos diez minutos y el equipo local apretó el acelerador. un centro raso de Vitolo casi termina en gol, pero salvó Calero a los suyos despejando un mal control de Moleiro en el área pequeña. Añadió cuatro minutos el colegiado y a dos para el final encontró Las Palmas el gol que le dio los tres puntos: Vitolo se giró en el carril central, encontró a Benito con un pase filtrado dentro del área y el extremo puso el pase atrás para que Viera rematase a placer y certificase la victoria para los suyos.

El Cartagena lo intentó en la última jugada del partido, pero terminó cediendo la cuarta derrota del curso en Gran Canaria ante el líder en solitario de LaLiga Smartbank después de tres partidos sin perder. Se mantiene en quinta posición el equipo de Luis Carrión, dentro de las posiciones de privilegio.

La Opinión